martes, 24 de septiembre de 2013

" DIARIO DEL XURANDÓ "


          Recuerdo una tasca de Barcelona en la que creí ver a Maqroll el Gaviero. Estaba cerca de mi querida Estación de Francia y era un viejo colmado reconvertido. En cualquier ciudad marítima he anhelado emborracharme con él. Llevo buscándolo desde el año 1988 y ya será imposible.

     " - Un buen whisky borra las dos terceras partes de tanto cemento sin color, tanto ladrillo, tanto hollín y tanto inglés obtuso mal comido- comentó el Gaviero tratando de convencer a Bashur de que lo acompañase para huir del estruendo sincopado e implacable de las grúas.
     Fue así como acabaron visitando el Pink-Surprise, como se llamaba,, con bastante gratuidad, el tugurio donde actuaban las gemelas Vacaresco. Venían de recorrer una cantidad suficiente de bares como para que el " scotch " hubiera empezado a cumplir la promesa de Maqroll y todo tomara un aspecto más tolerable. El número de las hermanas estaba animado, vaya a saberse por qué, con música española, lo que causó en Bashur un regocijo que el Gaviero no terminaba de entender. El acto comenzaba con la presentación de las hermanas, una en cada extremo del pequeño escenario, en medio del cual lucía una cama circular adornada con lazos y pompones de color rosa, al igual que la sábana que la cubría. A la izquierda estaba Maruna, con una cabellera negra retinta, los ojos con gruesas raya de " Kohl " y sus rotundas formas cubiertas con un sucinto " baby doll " celeste. A la derecha aparecía Lena, con una abundante cabellera rubia platinada, los ojos circundados de un lila intenso y un atuendo tan escaso como el de su hermana, pero de color rosa. Comenzaba la acción con el pasodoble " El relicario ", al que seguían otras piezas de igual fama, hasta terminar, en el éxtasis de las hermanas, con " España cañí " (...)
    - Sólo los ingleses- comentó Abdul para explicar su entusiasmo- son capaces de producir un adefesio semejante, tan absurdo como chabacano. Esto es lo más deliciosamente grotesco que he visto en mucho tiempo, Las gemelitas tienen lo suyo. Poseen eso que usted llama la " calentura danubiana". Ya lo verá... "

          Álvaro Mutis ( 1923-2013 )

          ( Foto de Albert Detaille )

3 comentarios:

Ula dijo...

Que descanse en paz o como descansen todos los que mueren.
Un poco aburrido, lo siento.
Saludos

Miguel Ángel Maya dijo...

...Yo, en cambio, llegué a emborracharme con él en Portobelo (Panamá), en un bar infecto que regentaba un suizo loco...
...Creo que le gustaría que brindásemos por él...
;-)

Fernando Juberías dijo...

Creo que mientras haya "tramp steamers" del alma, momentos fuera del tiempo que se bebe sin saborear, en los que el curso de las estrellas se detiene para servir de telón de fondo a una buena charla en una terraza a horas intempestivas, o tras el paño mojado de un ventanal que nos proteje de la lluvia mientras saboreamos una copa de buen Oporto, mientras haya un "tramp steamer" acostado en la orilla de nuestro río, Maqroll El Gaviero permanecerá vivo.

Enhorabuena por su blog. Lo encontré casualmente, buscando algo sobre Nabokov y puedo decirle que me parece de lo más elegante que pueda verse en Internet.