martes, 14 de marzo de 2017

" LA VILLA DE LOS MISTERIOS "


        Té con cardamomo que me lleva lejos. Hay en los ritos una especie de túnel en el que se adentra uno sin miedo al final.

         " En el placer, un dios rapta a las mujeres. En el placer, un dios aumenta a los hombres. El arte antiguo era invigoración, ascendiente, potencia, grandeza. El arte era el poder del poder.  El arte era lo que acrecentaba el poder del dios en su estatua colosal, lo que eternizaba el poder de los hombres en la piedra, o en el retrato  de caballete, en los frescos, como antaño en la memoria de las ciudades la mención del hombre heroico en los versos del aedo.
    Los antiguos atribuyeron al arte una finalidad ambivalente : un compuesto de belleza ( griego: kállos; latín : pulchritudo) y de dominación o grandeza … "

                Pascal Quignard.

                ( Foto de William Klein )